1. Lujuriosa cita a ciegas


    Fecha: 23/11/2022, Categorías: Anal Transexuales Autor: zorro_en_celo, Fuente: xHamster

    ... se me pusiera aún más duro si cabe.
    
    —¡dame la lengua, zorra!, ¡dámela, puta! —bramé lujurioso.
    
    —¡soy tuya, toda para ti, cabrón! —exclamó Chanel impúdicamente.
    
    Chanel se dio la vuelta, sacó sus tetas por encima del sujetador comenzó a mamar mi rabo de semental y chupar al tiempo que yo le apartaba su pelo para que continuara lamiendo y chupando con lubricidad y pasión desatada.
    
    —¡me pones muy cachonda cuando haces eso, cabrón!, ¡quiero ser tu puta! —jadeó lascivamente Chanel.
    
    La zorra transexual Chanel lamía y relamía mi enhiesta pero dura verga y yo estaba encantado del lascivo y goce que esta golfa rubia me daba con su depravada boca.
    
    —¡así guarra, así!, ¡joder, que gustazo me das, zorra! —jadeaba lujuriosamente.
    
    Chanel me pajeaba viciosamente mis gordos cojones cargados de lefa y lamía y lengüeteaba mi rabo y volvía a magrear mis cojones para darme placer. La putona Chanel, sacaba y metía su golosa bocaza de zorra transexual en celo y me daba placer con sus maravillosas engullidas sexuales de su boca en mi rabo. Yo proseguía bufando, resollando y jadeando de placer.
    
    —¡joder, que bien me la chupas, zorra! —bramaba de placer.
    
    La fulana rubia Chanel, proseguía mamando y engullendo mi verga y yo me deleitaba viendo como disfrutaba la muy guarra paladeando y tragando mi verga y como la llenaba de saliva por la bucal calentura salvaje que esta puta zorra transexual tenía.
    
    —¡qué bien me la comes, zorra!, ¡eres una golfa libertina! —bufaba de placer, mientras Chanel lamía la punta de mi cipote.
    
    La muy guarra, lamía, lengüeteaba y relamía cada milímetro de mi rabo y me hacía disfrutar con su procaz morbo por comerme la polla.
    
    —¡cómelo todo, coño! —mugía yo del placer que esta fulana lúbrica de Chanel me daba con su bocaza de zorra obscena.
    
    Chanel no paraba de engullir mi rabo y meneaba su cabeza arriba y abajo y yo me regocijaba y regodeaba del bucal placer tan procaz que esta zorra lasciva me producía.
    
    —¿te gusta, eh, guarra? ¡chúpala, zorra, chúpala toda! —ordenaba yo al tiempo que la muy guarra acataba mi orden y la volvía a engullir lujuriosamente con rapidez.
    
    Frenó de tragar y engullir polla y se bajó el sostén para que mientras la jodiese y follase sobara y magreara sus lascivas tetazas de pendón desorejado. Se tumbó frente a mí en el anaranjado sofá y con sus patas bien abiertas y en V comencé a petar y entaponar su agitado ojete, mientras la zorra transexual se magreaba su rabo para darse placer la muy puta.
    
    —tienes un culo magnifico —musité ardientemente.
    
    —¡oh, sí, cabrón!, ¡jódeme el culo, lo deseo! —bramó Chanel con lujuria.
    
    —¿me lo vas a follar, semental? —susurró Chanel con procaz lubricidad.
    
    —¡joder, que bien me estás jodiendo, cabrón! —berreaba Chanel de placer.
    
    —¡este va a ser el polvo más cachondo de tu puta vida, golfa! —bramaba yo jadeando.
    
    Yo proseguía y continuaba jodiendo y fornicando sin parar su ojete y la puerca de Chanel gemía abierta de patas con muchas ganas de ...