1. Desvirgando a Javi-II: De compras


    Fecha: 21/11/2022, Categorías: Sexo con Maduras Autor: almogaver92, Fuente: RelatosEróticos

    A las 9 de la mañana, como cada dia, Néstor llamó a la puerta de la habitación.
    
    -El desayuno está listo, señora.
    
    A pesar del sueño que tenia, le ordené entrar. Javi seguia dormido a mi lado, tan desnudo como el dia en que vino al mundo. Néstor, indiferente como siempre a los desnudos -tanto míos como a los de mis amantes-, dejó una bandeja con el desayuno en mis piernas.
    
    -Grácias Néstor
    
    -De nada, señora. -Y se marchó sin más.
    
    Saboreé lentamente mi desayuno y dejé algunas tostadas para mi compañero de cama, ya que que tendria que recuperar fuerzas para lo que nos esperaba. Aparté la bandeja y empezé a acariciarle suavemente. Mis dedos se enredaron suavemente en su pelo, y lentamente fueron bajando hasta llegar a su pene, que reaccionó favorablemente a mis caricias. En cuanto estuvo duro, empezé a lamerlo, y fue entonces cuando se despertó.
    
    -Buenos dias cariño -le dije con su miembro entre mis dedos.
    
    -Ho..hola Cristina, buenos dias. Creí que estaba soñando..., y vaya, veo que no era un sueño.
    
    -Jajaja, que majo. Túmbate bien y relájate, ahora me toca a mi cabalgarte -dije mientras me subía en él y suavemente metía su verga dentro de mi.
    
    -Mmmm... que gusto...-gemí al sentir como me penetraba. Javi soltó un ruido mezcla entre gruñido y suspiro, y cerró los ojos. Empezé a subir y bajar lentamente, sintiendo cada centímetro de mi joven amante. Cuando ya habia cogido un buen ritmo, me agarré a los barrotes del cabezal de la cama y empezé a combinar las subidas y bajadas con círculos. Al cabo de unos minutos de placer continuo, me fijé en Javi, que estaba como hipnotizado con mis pechos y tenia los brazos estirados a cada lado.
    
    -Hmmm....ven, usa tus manos....ahhhh...si, así, pellizcame suavemente...- le dije entre gemidos mientras guiaba sus manos a mis pechos. Sus carícias porvocaron el efecto deseado y mi placer aumentó instantáneamente. Me solté de la cama mientras aumentaba el ritmo y me acerqué a besarle. Nuestras bocas se juntaron en un beso mientras nuestras lenguas jugaban la una con la otra. Aproveché para masturbarme con una mano mientras con la otra le agarraba fuerte del pelo. Mi excitación iba en aumento, y le bajé una de sus manos a mi vulva.
    
    -Miraaahh..pon la mano así...mmmm...si, siiii, y usa el pulgar -conseguí soltar entre los cada vez más fuertes gemidos, mientras guiaba su mano hacia mi clítoris para que lo masajeara suavemente. Me agarré otra vez al cabezal y aumenté los movimientos entre pequeños gritos de placer mientras los bufidos de mi amante iban en aumento. Empezé a sentir las contracciones del orgasmo en la vagina mientras el placer de correrme recorria todo mi cuerpo, erizando mi vello y provocándome un fuerte estremecimiento que me llevó a abrazarme a Javi entre gritos de placer. El chaval también me agarró, y en aquél momento sentí como se tensaba su cuerpo mientras gemía también. Noté como su leche me regaba por dentro, y permanecimos un buen rato así abrazados, con nuestros cuerpos ...
«1234...»