1. Follado en los aseos, con espectador.


    Fecha: 20/11/2022, Categorías: Gays Autor: chicho91, Fuente: SexoSinTabues

    Volvió, a presionar con la otra mano en mi espalda, para que me inclinara un poco más, y al mismo tiempo, arrimando su hermoso falo, a mi agujerito, procedió a introducirme el mismo, en un movimiento rápido y sin parar. En ese momento dí un respingo, pero ya estaba toda dentro de mi culito aquella maravilla de polla.
    
    Esto que voy a contar, ocurrió hace ya unos cuantos años.
    
    En la ciudad que ocurrieron los acontecimientos; totalmente reales; hoy a cambiado algo, pero los que conozcan la ciudad, se darán cuenta de cual es, y los lugares en que ocurrió.
    
    Aquél día andaba caliente como un perro, y tenía ganas de que me follaran bien follado.
    
    Serían las 10 de la noche, cuando me empecé a duchar, y prepararme bien, por si había suerte.
    
    Una vez preparado, recién duchado, y con el culito bien preparado, salí de marcha al centro de la ciudad, a ver si ese día había suerte.
    
    Después de dar una vuelta por la zona de pubs de moda; zona del Orzán; y tomar algo, como ya era algo tarde, fui paseando por los cantones, mirando de cruzar a los jardines que corren en paralelo, donde suele haber marcha.
    
    Como no me atreví; aún era algo temprano para ir por esa zona, se me ocurrió seguir a la plaza de Pontevedra.
    
    Allí había una plaza con una cafetería, parking subterráneo, y en uno de los costados de la plaza, había unos servicios públicos.
    
    Para ir a los servicios, había que bajar unas escaleras, y al llegar abajo, había 3 puertas; servicio.
    
    para niños, señoras y caballeros; entré en este último.
    
    Al entrar, a la izquierda, quedaba una pileta para lavar las manos, a la derecha, seguía el pasillo, y nada más empezar había 2 o 3 urinarios, justo en el lado derecho.
    
    Al seguir el pasillo, había 3 servicios, y al fondo y de frente, una puerta cerrada, donde guardaban los útiles para la limpieza.
    
    Al entrar, fui hasta el último servicio, viendo que no había nadie.
    
    En este último servicio, se me ocurrió entrar para aprovechar a mear, y así vaciar la vejiga, ya que me estaba apretando un poco.
    
    Nada más terminar de mear, escuché entrar a alguien.
    
    Sabía que era tarde; 1 o 2 de la madrugada, realmente no recuerdo muy bien la hora; y que ese día no era de mucha afluencia de gente.
    
    La persona que entró, al percatarse de mi presencia, siguió hasta el final, que era donde yo estaba, y con la puerta totalmente abierta.
    
    Al llegar a donde estaba, me giró por el hombro, y ver mi herramienta.
    
    Al verlo, ya pude ver quien era; ya lo conocía de ver por la zona de la Marina, concretamente en el Salón.
    
    Me fijé, y ya venía con la polla de fuera.
    
    él agarro mi polla, al cual yo respondí, agarrando la suya; era algo más larga de la media, y lo que me llamó la atención, fue lo suave que se notaba, al tacto con mi mano.
    
    La moví haciendo una ligera masturbación, pero seguía con la boca abierta, por lo suave de aquella polla, larga y bien formada; no era gruesa, ni desproporcionada; era larga y bien derechita.
    
    Empezó a desabrocharme el ...
«1234»