1. El Culo de mi Novio


    Fecha: 13/11/2022, Categorías: Anal Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Vino a mi casa una mañana de costumbre. Mis compañeras de piso estaban fuera y aprovechábamos nuestro momento de intimidad para poder follar sin reparos. Estuvimos charlando un rato de temas intrascendentes hasta que empezó a besarme pasionalmente dejando claras sus intenciones.
    
    Nos movimos hasta mi habitación mientras desaparecia nuestra ropa por el camino, hasta que me tumbe de espaldas en la cama, con la unica presencia de mis braguitas azul oscuro semitransparentes. Eran nuevas y él lo sabía, de modo que cuando se fijo en ellas, en cómo se marcaban todas mis intimidades, desde mi vello púbico que cuidadosamente habia preparado para él, hasta desaparecer en la rajita de mi concha, perdió el control de la situación. Con un simple movimiento cambió su estrategia y, ayudándome a levantarme de la cama, y sin ni siquiera quitarme mi ropa interior, se sacó su perfecto rabo y me apuntó con él. Nos quedamos los dos de pie, besándonos suavemente mientras dejaba que se deleitara con el roce de mi cuerpo, aunque yo sabia perfectamente cual era su intención.
    
    Bajé cuidadosamente besándo el vello de su pecho, arrodillandome delante suya muy lento, viendo como se impacientaba durante unos segundos. Noté su sabor salado al introducirme su rabo de golpe en mi boca, tambien su gemido de satisfaccion al iniciar a mamarsela. Clavo sus dedos en mi pelo mientras la introducia una y otra vez en mi boca, salvajemente. A pesar de que me encanta chuparsela y lo hago siempre que puedo y que estoy acostumbrada a hacerselo profundamente, noté dos arcadas mientras colocaba su polla en mi garganta. Noté tambien que estaba muy cachondo, y mas mojado que de costumbre, cuando su liquido preseminal me dejaba ese rico sabor en mi lengua.
    
    Estuve mamando verga durante un largo rato, haciendo disfrutar a mi macho de su merecida chupada, mientras le hacía gemir rico y se aceleraba mas y mas. Al final de ese rato le escuché decir - Para Julia por favor, quiero follarte ese chochito que veo entre tus bragas. La realidad es que yo tambien estaba deseando sentirlo dentro, pero sabia que se correria rapidamente como siempre y yo me tendria que tocar como cada dia despues de que se fuera, de forma que cambie la estrategia y le dije:
    
    - Si quieres follarte este conejito tendras que lamerlo un poco antes. Quiero correrme en tu boca igual que tu haces siempre en la mia, asique baja a chupar, cerdo.
    
    Estaba tan cachonda despues de la mamada que las palabras me salieron solas. Para mi sorpresa, vi su cara de placer mientras yo me abria de piernas sobre la cama, arrodillandose ante mi cual sumiso ante su ama. Me senti muy bien cuando empezo a rozarme con su lengua mi conchita. No es ningun experto, pero lo hizo bastante bien y a los pocos minutos ya estaba jadeando como una loca. Agarré su cabeza y le avise de que me correria. Aunque sabia que no se atreveria a apartarse, le sostuve la cabeza contra mi coño mientras salian todos mis jugos de mi interior. Debio de tragar parte de mi ...
«123»