1. Con la amiga de mi pareja


    Fecha: 09/11/2022, Categorías: Anal Fetichismo Transexuales Autor: franco3286, Fuente: xHamster

    Lidia era la mejor amiga de mi novia. Ella pronto se dio cuenta de mi lado oculto, algo que ni tan siquiera mi pareja había sido capaz de descubrir.
    
    Hace 4 años que estoy en pareja y somos una pareja feliz. Nada ni nadie nunca jamás podría romper nuestro lazo. Pero lo que mi mujer, Laura, no sabía era que yo tenía un pasado algo confuso.
    
    Desde muy pequeño me gusto verme vestido a escondidas con la ropa de mis hermanas, siempre que me encontraba a solas lo hacía. Pasaba el tiempo y mi mente empezaba a estar cada vez más confusa hasta que conocí a Laura y decidí olvidar mi pasado y volcarme completamente en nuestra relación, dejando atrás mi lado femenino. Mi rol varonil dentro de la pareja apagó mis anhelos por lo femenino. Todo iba de maravilla.
    
    Lidia era la mejor amiga de Laura. Laura me decía que su amiga Lidia tenía un lado oculto que no se atrevía a manifestar. Nunca había tenido novio y me dijo Laura que una vez Lidia intentó tirarle los tejos pero mi esposa no se dejó, iban muy borrachas y nunca más volvieron a hablar del tema, Laura no se atrevía a sacárselo y Lidia jamás le comentó nada de aquel incidente.
    
    Lidia venía muy a menudo por nuestra casa y pasaba largos ratos con nosotros, solíamos salir a cenar casi todos los fines de semana los tres juntos y después nos íbamos a tomar unas copas. Lidia no solía hablar con hombres y al que se le acercaba a decirle algo ella lo ahuyentaba rápidamente. Lidia es una mujer muy guapa y la verdad, que su comportamiento en relación con el sexo masculino, no dejaba lugar a dudas sobre su lesbianismo pese a que ella no se atrevía o no quería salir del closet.
    
    Un sábado por la noche vino a casa como de costumbre para salir a cenar, pero mi novia estaba en la cama con fiebre y le dije que esa noche no podríamos ir a cenar, ella insistió pero mi Laura estaba realmente enferma, pero me dijo que iría yo con Lidia, se fiaba de mi y además como los dos sabíamos que ella era lesbiana jamás iba a poder pasar nada entre Lidia y yo. Accedí a ir con Lidia ya que tenía tantas ganas de salir. Fuimos a cenar y bebimos más de lo normal, después nos fuimos de copas y la verdad que yo empezaba a sentirme bastante ebrio. A las 4 de la mañana ella me llevó a un bar en el que jamás habíamos estado. Era un local bastante tranquilo, con música muy baja y lleno de mesas y sillones. Con la embriaguez que llevábamos no era el mejor ambiente para nosotros pero Lidia me hizo sentar en un sofá y fue a pedir dos copas. Mientras ella pedía note algo extraño en ese lugar y es que todas las parejas eran del mismo sexo, mujer-mujer y hombre-hombre y los grupitos igual. Lidia llegó con las copas y dejó la cámara de fotos sobre la mesa, la llevaba para mostrarle a mi novia como nos había ido la noche, nos pusimos a charlar, o por lo menos lo intentábamos porque los dos íbamos bastante ebrios. Yo miraba a toda esa gente y a Lidia y ya no tenía ninguna duda de su condición sexual pero necesitaba oírselo decir de su propia ...
«1234...»