1. Curioso (Carl x Negan) TWD


    Fecha: 07/11/2022, Categorías: Dominación / BDSM Autor: Magnus1995, Fuente: SexoSinTabues

    Aquella mirada infantil y sus pequeñas manos pálidas, las cuales, tenían uno que otro rastro de tierra, se hallaban posadas sobre el vidrio de la ventana, observando con suma curiosidad la casa que estaba en frente, con un aspecto totalmente abandonado, pero que aún seguía habitado por su dueño.
    
    Un hombre alto con una habladuría como actitud totalmente vulgar, que llevaba a todas partes un bate al cual había nombrado como Lucille.
    
    Cualquiera pensaría que solo era un loco tosco; sin embargo, la historia, detrás de ese hombre, eran tanto retorcida como trágica, perder a su amada mujer –que por cierto el nombre era el mismo con el cual había bautizado a su bate de béisbol–a causa del cáncer había sido muy duro para él, tal vez aquello que había ocurrido era la razón por la cual ese hombre no estuviera en sus cabales, según las palabras de sus otros vecinos.
    
    Eso le recordó cuando perdió su pelota en el patio de él y, para su suerte, tuvo que ir junto su padre a buscarla.
    
    La primera impresión que tuvo de aquel sujeto –cuyo nombre era Negan– fue muy clara, totalmente aterrador, en un momento antes de que ambos se despidieran de él, Negan se agachó a su altura, tomando con firmeza su hombro y con una de sus sonrisas socarronas dijo:
    
    —Algún día te enseñare a mi perro, pequeño ratoncillo.
    
    —acto seguido, revolvió su pelo castaño y se levantó para dar media vuelta, retirándose a su hogar, escuchándose fondo los ladridos de un perro que parecía estar rabioso u hambriento.
    
    Parpadeó al volver de aquel breve recuerdo a la realidad, le daba miedo ese hombre; sin embargo, tenía curiosidad de conocer a su perro, como todo niño, cuando le dices que le enseñaras algo, lo primero que le gana es la curiosidad que, inclusive no podría dormir por las noches hasta por ver eso que le has dicho.
    
    Pobres de aquellos niños inocentes que le ganan la curiosidad de mano y se acercaban a esa casa sin saber que no volverían jamás, o al menos, no regresarían a sus hogares siendo como antes.
    
    Pobre del pequeño Carl, que salió de su casa en la que estaba solo y cruzó la calle vacía sintiendo su cabeza ser atacada por los fuertes rayos de sol de aquel agobiante verano, hasta llegar frente a la puerta y tocar lentamente, entre temeroso e intrigado.
    
    La puerta se abrió lentamente, pero sin el dueño de la casa y se quedó parado allí frente a la boca de lobo, titubeando si entrar o no allí, en la que solo estaba iluminado tenuemente por la estática del televisor encendido en la sala.
    
    Podría salir huyendo de allí y salvarse de lo que le podría estar esperando allí dentro, pero no, se adentró en la casa comenzando a caminar por el sucio piso de alfombra color secuoya, chocando sus pequeños pies contra las botellas de alcohol esparcidas por doquier.
    
    Era como estar en una de esas casitas de terror que solo podías encontrar en los parques de diversiones.
    
    Miró hacía el pasillo que se abría en su izquierda y se halló con solo puertas cerradas, juraría que, en ...
«1234»