1. Eres tu


    Fecha: 06/11/2022, Categorías: Lesbianas Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    –Hija muchas felicidades de verdad que estoy muy orgullosa de ti –Dijo mi madre dándome un fuerte abrazo.
    
    –Gracias mami esto no lo hubiera hecho sin ustedes con todo él apoyo que me dieron yo no podía decepcionarlos
    
    –Tu nunca nos decespcionaras pequeña –habló mi padre que también me abrazó.
    
    –Y ustedes que no piensan abrazarme –les dije a mis dos hermanos mayores que me miraban con una sonrisa.
    
    –Claro que si enana –dijo Edwin abrazandome
    
    –Me siento muy orgulloso de ti Andrea –dijo ahora Samuel dandome un gran abrazo.
    
    Mis dos hermanos Edwin y Samuel eran mi mas grande orgullo, uno era arquitecto y él otro medico pediatra, tenia una familia perfecta y me sentía muy orgullosa de ello.
    
    Después de salir del auditorio de mi universidad nos fuimos a casa de la abuela que vivía en una de las áreas de gente rica como solían llamarle.
    
    Apesar de tener un nivel económico alto mi familia era muy sencilla y eso era lo que mas me gustaba que eramos diferentes y no como la demás gente adinerada y creída que me había tocado conocer, solo nosotros sabíamos lo difícil que nos habia sido llegar hasta donde estábamos y no por eso íbamos a creer ser mas que los demás, eso siempre nos lo decía mi padre.
    
    Al llegar a casa de la abuela, ella y mi abuelo me esperaban afuera de la casa que era muy raro que lo hicieran pero minutos después supe porque, después de que me felicitaran los dos, entramos a la casa y al entrar me encontré con una fiesta sorpresa donde estaban todos mis tíos y primos y mi mejor amiga Vanessa que me miraban con mucha alegría.
    
    Saludé a todos y les agradecí por todo lo que habían hecho, sin duda tenía a la mejor familia del mundo.
    
    Pasé él resto de la tarde con mis primos y Vanessa tomando algunas cervezas y platicando en él pequeño balcón que estaba en él segundo piso mientras abajo todos festejaban, me sentía demasiado feliz y en ese momento nada lo podía arruinar, o al menos eso pensaba.
    
    Bajé al primer piso por algo de comer dejando a mis primos y a mi amiga platicando , fui directamente a la cocina y tomé un bocadillo y una cerveza y cuando me disponía a salir de ahí choqué con alguien derramando mi cerveza y mi comida en mi ropa y eso me molestó muchísimo.
    
    Al voltear a ver a la persona con la que choqué no sabia de quien se trataba sólo pude ver que al menos tenia 17 o 18 años una niña todavia que me miraba de manera molesta.
    
    –Al menos pudiste fijarte por donde vas niña –Dije molesta
    
    –Tu eres la que se tiene que fijar –Dijo dejándome parada ahí con mucho coraje.
    
    Subí las escaleras muy molesta y me topé con Vanessa que venía bajando y vio toda la escena.
    
    –Que paso chiqui –así solía llamarme de cariño
    
    –Una niña que nos se fija por donde camina, ahora mi ropa está hecha un desastre –dije aún mas enojada al ver mi ropa.
    
    –Y al menos sabes quien es? –preguntó Vanessa curiosa
    
    –Ni idea mas tarde les pregunto a mis padres –Dije pensando –ahora iré a cambiarme, por suerte aquí siempre tengo ...
«12»