1. Estrenando mi cola


    Fecha: 27/09/2022, Categorías: Anal Voyerismo Autor: sandritamdq, Fuente: xHamster

    Estrenando mi cola
    
    Llevaba un par de meses en pareja con Sergio, ya convivíamos en un pequeño departamento que alquilábamos. Teníamos sexo todas las noches, cogíamos con una mezcla de amor, lujuria, deseo y violencia. No nos privábamos de casi nada, aunque el único problema es que Sergio no se animaba a hacerme la cola, le parecía que iba a lastimarme y eso le preocupaba bastante y no quería sodomizarme, a pesar de que yo se lo pedía con insistencia.
    
    Una noche invitamos para la cena a Julia, la hermana de Sergio, quien vino acompañada por su esposo Maxi.
    
    Ella era una mujer no muy bella aunque sensual, pero al mismo tiempo parecía aburrida y desganada. En cambio su marido era un tipo atractivo, de cuerpo atlético y musculoso, siempre conversador y de buen humor. Lo que me m*****aba era la impresión de que me desnudaba con la mirada cada vez que nos encontrábamos.
    
    Después de los postres terminamos tomando varias copas de vino y la charla se dirigió hacia el sexo, principalmente el sexo anal.
    
    "Cual ha sido tu mejor experiencia anal ?", preguntó Maxi.
    
    "Anal?...todavía no tuvimos sexo anal… debe ser terriblemente doloroso!!", se adelantó a responder Sergio.
    
    "No, en absoluto, estás equivocado... no es doloroso si utilizan algún gel y suficiente juego previo ... por el contrario, es de las sensaciones más maravillosas sentir como tu verga se va hundiendo en ese lugar tan estrecho y luego se siente salir todo el líquido caliente... el orgasmo es espectacular..."
    
    "Pensé que era muy doloroso para la mujer", comentó Sergio.
    
    "Si nunca han tenido sexo anal, les puedo enseñar cómo hacerlo y cómo disfrutarlo al máximo”, contestó Maxi ante el asombro de todos.
    
    Nos pusimos de pie y observé cómo Maxi me miraba el culo de arriba a abajo. Nos dirigimos a nuestro dormitorio, mientras al caminar dejaba que mis nalgas se movieran alegremente mostrando lo parada y firme que tenia la cola.
    
    Julia y Maxi se quedaron de pie a un costado, mientras Sergio y yo nos desnudamos y subimos a la cama. Me penetró suavemente mi concha ya bastante humedecida por la excitación y comenzó a moverse sin apuro sobre mi cuerpo.
    
    Maxi seguía muy de cerca la acción, para ver cómo mi novio me hundía esa dura verga bien hasta el fondo de mi cuerpo. Mis gemidos comenzaron a llenar la habitación, hasta que no pude contenerme más y explote en un orgasmo bastante ruidoso, plagado de aullidos y gritos.
    
    Sergio estaba todavía con su verga bien dura, así que me puse a cuatro patas, presentándole la cola y le pedí que me la metiera por el culo.
    
    Mientras mi novio se ubicaba entre mis piernas, pude ver de reojo la expresión desencajada en el rostro de Maxi. Era evidente que quería cogerme de una buena vez y parecía que esa noche no iba a desperdiciar la oportunidad.
    
    Sergio se dedicó a dilatarme el ano con un par de dedos y un poco de gel lubricante, pero cuando quiso meterme su endurecida verga se echó atrás y dijo que no se animaba a hacerlo. Yo tomé esa ...
«123»