1. Madre Soltera Lujuriosa... y Embriagada


    Fecha: 22/09/2022, Categorías: Incesto Autor: TimAdes, Fuente: SexoSinTabues

    Hola mi nombre es Carla tengo 26 años, vivo en Miami, mido 1,60 soy delgada, blanca de pelo castaño, largo y rizado.
    
    Senos redondos y paraditos como dos pomelos, y una cola normal por suerte bien parada.
    
    No hacía ejercicio, me considero afortunada del cuerpo que me dio la naturaleza.
    
    Me vine a vivir aquí por cuestiones de trabajo, manejo las redes sociales de varias empresas y puedo trabajar desde casa pero la mayoría tienen sede aquí.
    
    Conocí en una de esas empresas a un hombre muy guapo, alto rubio.
    
    Empezamos a conocernos y tuvimos piel enseguida.
    
    El idioma no fue un problema porque yo hablo inglés y el habla español, la mayor barrera fue la cultural puesto que viene de una familia aristócrata y tuvo una educación muy estructurada
    
    Debo decir que yo tambien me crie en una familia muy catolica y represora por lo que el sexo era una manera de revelarme y deshinibirme.
    
    Las mujeres de niñas nos vamos "conociendo" a nosotras mismas con cierta vergüenza y tendemos a reprimir los pensamientos sexuales, pero no era mi caso.
    
    De hecho recuerdo de niña me masturbaba pensando cosas como.
    
    en mi padre cogiendome duro, chuparle el pene a mi tio o al profesor de educación física.
    
    Cosas que, lamentablemente para mí, nunca sucedieron ni por lejos.
    
    No las habia sacado de ningun lado solo de mi imaginación.
    
    Yo soy muy fogosa y muy abierta mentalmente, y eso a Daniel parecía atraerle, un gringo de pensamiento más clásico.
    
    Teníamos sexo en todos lados y en varias posiciones, a mi me gusta experimentar, y él se fue soltando.
    
    Después de unos meses fuimos a vivir juntos.
    
    Y la relación estaba en su mejor momento.
    
    Mientras más cosas probabamos en el sexo, yo ya quería probar otra cosa y que el también experimente.
    
    Aunque yo soy más joven era más experimentada y suelta en el sexo.
    
    Íbamos a clubes swingers, íbamos a orgias, practicabamos cuckold.
    
    A veces yo invitaba alguna chica para que él me vea teniendo sexo con una chica y después hacer un trío.
    
    Pero el nunca quiso tener sexo con un hombre, eso lo respeté.
    
    Las cosas fueron cambiando poco a poco cuando me enteré que estaba embarazada.
    
    Yo tomaba pastillas anticonceptivas, pero saben que pueden fallar, más si tienes sexo varias veces al dia y te gusta que tu novio te eyacule adentro.
    
    El embarazo parecía no hacerle gracia puesto que su familia no me aprobaba por ser latina y no ser de familia importante.
    
    En cuanto a mi eso me importaba poco, lo más notorio fue que el embarazo revolucionó mis hormonas y yo me sentía aún más caliente que antes y quería sexo a toda hora, cosa que a él no le gustó.
    
    Primero empezó a plantearme dudas sobre si él era el padre del bebé en camino por nuestra vida sexual.
    
    Aunque seguiamos teniendo ese tipo de aventuras pero ya no era lo mismo.
    
    Luego me planteó que ya deberíamos dejar esas prácticas antes que naciera el bebe, que ya iba a ser madre y debería comportarme como tal, cosa que me parecía ridícula pero me ...
«1234»