1. Tu madre, nuestra puta (Capítulos I y II)


    Fecha: 19/09/2022, Categorías: Dominación / BDSM Autor: Relatador2022, Fuente: CuentoRelatos

    Capitulo I. Introducción.
    
    Las tardes de verano, hasta que te ibas de vacaciones o desde que volvías, eran especialmente tediosas.
    
    Apenas podías salir a la calle hasta las ocho de la noche, y te aburrías en casa como un campeón.
    
    Por eso buscábamos la casa de algún colega que los padres curraran, y que tuviera aire acondicionado, para pasar el rato, echarnos un piti, incluso si se terciaba hacernos un pajote.
    
    Este año, le ha tocado el turno a Óscar. Somos cinco colegas de 23-25 años, amigos desde pequeños.
    
    Hemos pasado por todos los trances típicos de los chicos de nuestra edad, desde las primeras chicas, las primeras pajas, las primeras ostias...
    
    A cada poco sacábamos una moda nueva, desde jugar a los típicos juegos de mesa, hasta jugar a la play campeonatos que no iban a ningún lado...
    
    Últimamente nos estaba dando por los juegos de rol, desde el Risk al Virus, pasando por el Exit.
    
    Aunque ahora habíamos convertido los juegos de rol en juegos sexuales, bueno, al menos relacionados con el sexo.
    
    A Pablo, uno de los colegas más creativos en ese tema, se le había ocurrido la idea de ponernos pruebas relacionadas con las hembras de nuestras familias. Si tenías hermana, con la hermana, no importaba la edad, y si no, con la madre.
    
    Las pruebas eran distintas, desde intentar verlas desnudas hasta conseguir prendas íntimas, valorándose más las usadas.
    
    Era un número ver llegar a cada uno con su trofeo de guerra, tanga de la hermana usado bragas de la madre limpias, sujetadores...
    
    Todos inspeccionábamos las prendas, y valorábamos los logros de cada uno.
    
    En los tangas o bragas usadas, buscábamos pelos para saber si estaban o no depiladas, mirábamos la cantidad de flujo en la prenda, etc.
    
    Todas las guarradas habidas o por haber, pero nos pegábamos unos calentones importantes imaginando a la dueña de la prenda al natural.
    
    Si uníamos a eso las veces que el reto había sido verlas con la menor ropa posible y luego contarlo a los demás con detalle todos nos las imaginábamos follables y follándolas.
    
    Yo llevaba siempre cosas de mi madre, me ponía mucho más que mi hermana, al margen de que era más "facilona" que mi hermana, en el sentido de que era más descuidada a la hora de cambiarse o de ducharse, y era más fácil cumplir los retos con ella, incluso había conseguido hacerla fotos duchándose, que habían triunfado en el juego.
    
    Estaba buena mi madre, eso decían todos los colegas y querían cepillársela, y eso me ponía a cien. Qué duda cabe que a mí también me gustaría follarla, pero era mi madre y el tema me imponía mucho.
    
    Aquella tarde traíamos el reto de frotar nuestra polla con alguna parte de nuestras hembras, mientras dormían.
    
    Yo lo había hecho y con pruebas gráficas pasando la polla por el culo de mi madre en bragas, en la siesta.
    
    Capitulo II. En casa de Oscar.
    
    Óscar nos había dicho que su padre trabajaba y que su madre, Marisa, no estaba por las tardes, se iba a la piscina o con amigas a tomar ...
«123»