1. Dos sissy en motel


    Fecha: 13/09/2022, Categorías: Transexuales Autor: sissy coqueta, Fuente: CuentoRelatos

    Marcela y yo somos travestis de closet, nos encanta ser muy femeninas, coquetas y exageradas cuando estamos vestidas, adoramos levantar la faldita que tengamos puesta para mostrar o cambiar nuestras pantis y mientras yo adoro ser amarrada, sometida, castigada y educada como una niña de escuela ella disfruta mucho comportándose como una profesora, una directora o cualquier otra figura femenina adulta que pueda personificar para hacerme entender que debe obedecerla y estar a su servicio. Ese día nos encontramos comenzando la noche, habíamos quedado de vernos después de la comida para ir a un motel unas cuantas horas y poder volver a nuestras casas antes de medianoche, pues ambas debíamos trabajar al otro día.
    
    Nos encontramos llevando cada una un bolso a una cuadra del motel que íbamos a usar, rápidamente entramos y pedimos una habitación sencilla, solo la cama grande y un baño con ducha. Cuando ella cerró la puerta nos desnudamos rápidamente encontrando que las dos íbamos con sostén deportivo y pantis debajo de nuestra ropa de hombres, rápidamente sacamos todo sobre la cama y nos vestimos, yo me puse una faldita corta y una camisita de tiritas pegadas, las dos rosaditas, unas medias de liguero blancas y unos tacones altos, mientras Marcela se puso un vestido de falda que llegaba a sus rodillas, también se puso pantimedias y unos tacones negros. Nos maquillamos en la baño rápidamente y cuando volvimos a la habitación ya nos estábamos comportando como una niña y su profesora. Ella me indico que me sentara en la cama y me indico que la clase comenzaba, yo asentía obediente mientras ella me explicaba que las mariquitas debíamos saber cómo chupar una verga sin usar las manos, debíamos aprender meterla toda en la boquita y dejar que nos comieran todas por la boca. Me pregunto si me gustaba el sabor de los preservativos y por supuesto le conteste que Si, que me encantaba, aunque le dije que me gustaba más cuando podía tomarme todo el semen y saborearlo.
    
    Mientras hablaba sentada en la cama ella me coloco un par de pulseras y tobilleras gruesas, con argollas, entonces me dijo que me pusiera de pie, me dio vuelta y tomando mis manos las amarro juntas en mi espalda con una cuerda que paso por las argollas fácilmente, luego me indico que me sentara nuevamente y se colocó entre mis piernas poniendo su cadera justo frente a mi carita, yo miraba fijamente la parte de su sexo mientras involuntariamente comencé a pasar mi lengüita por mis labios saboreando, ella me miro y me dijo que mirara hacia arriba, cuando lo hice note que tenía un dildo con forma de pene en la mano y lo estaba metiendo en su boquita y volví a pasar mi lengüita por los labios, ella sonrió y sacando el juguete de su boquita lo metió en la mía y comenzó a comerme toda mientras me tomaba de la cabeza y me decía que era toda una perrita, luego me tomo y me pego toda contra su falda, yo obediente comencé a besar justo donde sentía su verga caliente, besaba y chupaba todo lo que podía mojando ...
«123»