1. Cogi al perro que queria coger.


    Fecha: 20/08/2022, Categorías: Zoofilia Autor: Dezeame, Fuente: SexoSinTabues

    Mi nombre es ----, tengo actualmente 27 años y vivo en el sur de Veracruz, México.
    
    Todo empezó cuando me regalaron a una pequeña perrita, tenia aproximadamente 2 meses la cuide y ame mucho hasta la fecha.
    
    Su primer celo llego mas o menos a los 9 meses, cosa que se me hizo muy pronto, pero lo pase por inadvertido ya que no me interesan las hembras (soy gay).
    
    En fin los días pasaban y de pronto note como un perro que pensé era callejero llegaba a la ventana, esta estaba un poco alta del lado de la calle, pero lograba asomar su cabeza y mi perrita la suya, solo se daban "besos", y el perro me empezaba a molestar ya que todo el día se la pasaba afuera de la casa y además orinaba el portón seguido.
    
    Me di cuenta que el perro en realidad era de m vecina de enfrente, aunque siempre el perro estaba afuera.
    
    El perro era mediano y era similar a un zorro incluso en los colores, era café tirándole a naranja.
    
    Poco a poco empezó a darme morbo y recordé lo vivido con el perro de mi hermano (relato anterior).
    
    Mi madre se ausentaba toda la mañana y llegaba ya en la tarde, así que un día me propuse a que el perro me cogiera y tal vez yo a el.
    
    Y así empezó.
    
    Aunque hay casas en frente, estas no están cerca y casi siempre los vecinos están en sus casas y rara vez salen, la calle esta mas bien llena de gente que pasa por ahí, esto era perfecto para mi plan.
    
    Deje entrar al perro, el cual entro rápidamente, metí a la perrita al cuarto, ella no debía saber que me robaba a su aparente amante, empecé a acariciar al perro quien parecía que fuera mio por la confianza inmediata, después lleve mi mano mas abajo y luego comencé a sobarlo y empezó rápidamente a moverse, baje mi short e intente subirlo, el perro iba metiendo rápidamente su miembro y luego se bajaba.
    
    No era muy bueno como dominante.
    
    Después de mi decepción, al recordar que el perro era muy amigable, me dispuse a yo ser su amo.
    
    Traje crema, comencé a tocar su ano con suficiente crema y un poco de saliva.
    
    , todo esto mientras el perro estaba ya con su bola en mi mano, poco a poco fui metiendo un dedo, y no parecía molestarle, así que rápido empecé a meterle el segundo dedo y alzaba su pierna como con molestia, lo fue haciendo un buen rato en lo que se acostumbraba su ano.
    
    Mi pen estaba al mil y ya quería meterle mis 17 centímetros.
    
    Cuando ya lograba sacar y meter dos dedos con cierta facilidad, me acomode en la posición mas adecuada pero no tan cómoda, la posición era literal de perrito, pero tenia que esta casi incado y esto cansaba rápido así que entre nervios y calambres a mi pene le costaba estar parado, aun así logre meterle la cabeza, no le molesto mucho, pero cuando le metía mas y mas, empezó a chillar un poco, a este punto no me importaba, iba a ser mío.
    
    logre meterle la mitad de mi verga, cuando me di cuenta que podía sentarme en el primer escalón de la escalera y así llegaba casi perfecto sin cansarme.
    
    y ahí estaba yo, con media verga dentro del perro ...
«12»