1. El Baldío y El Mirador. 6ª parte.


    Fecha: 02/07/2017, Categorías: Sexo con Maduras Autor: sexigaleno, Fuente: SexoSinTabues

    “Breves e intensos fragmentos de mi adolescencia”
    
    Lo prometido es deuda vuelvo con la parte correspondiente de mis vivencias de adolescente, mismas que disfruté al máximo sin querer, ¡quien me puso el primer bocado lo respete!, mientras estuvo a mi lado, ella fue mí preciosa Jenny, y los demás postres que fui degustando; Miriam, Liliana, Perla y Jacqueline, fueron pasajeros sin problema alguno y luego fueron llegando más pastelillos que en delicadas rebanadas fui paladeando por un buen tiempo, esos se los iré describiendo al paso de los episodios de mi personal saga, por lo que sigo la continuación de la manera siguiente:
    
    Continuación de la parte 5ª.
    
    -
    
    -
    
    -
    
    -
    
    Hola “barbi”, que pasó, ¿porque te regresaste?, ¡pues la verdad, no me duele mi tobillo!, sólo que me platicaron Miriam y Liliana, ¡que tuvieron que ver contigo en “cositas”!, y la verdad, desde que me dijeron eso, he andado algo, , , tú sabes, ¡algo como nerviosita!, y pues, quiero probar de ti Marvin, eso que les hiciste, >>> bueno y eso que me dices, ¡ya lo has hecho antes!, >>> ¡no, cómo crees!, sólo he chupado algunos penes y una que otra frotadita de pene con calientes tallloncitos en mí conchita, pero de hacerlo nada, >>> ¿entonces estás cerradita?, >>> sí, pero tú sabes que yo, al oír eso de ti, de que tratas bien a nosotras y no nos duele, ¡pues quiero que me lo hagas!, >>> ok, sí, pero mira, ¿si regresan antes y nos cachan?, ¡Jenny trae llave de la puerta del edificio!, pero como tú dijiste que andas mal del tobillo, te voy a poner una venda, por si llegan a venir les decimos que estas reposando el masaje y que por eso viniste a verme, ya que cómo soy paramédico tengo botiquín de primeros auxilios, ok, y lo mejor que traes faldita, así no te desnudas toda, ¡recuéstate te pondré una venda!
    
    Ya le ponía esa mentada venda en su pie a manera de que quedará como calceta y recostada en la cama en posición recta, mientras su otra extremidad la levantaba en ángulo mostrándome su pantaletita infantil azul celeste, y que se le divisaba unas mariposas en vuelo, me excite de ver esa pose y la hice levantar para que se pusiera sus zapatos escolares altos que llevaba esa ocasión, y comenzarla a besar suavemente, mis manos recorrían sus breves curvitas, sus nalguitas duras y sus conitos mamarios en desarrollo, ella igual estaba excitada, sus manos y brazos abarcaban mi cuello, pero a la vez ella sola imponía un vaivén en sus caderitas, ya que por la posición en que estábamos y ella subida en un pequeño banco, quedábamos a la altura y nuestras nobles partes en fiebre estaban frente a frente, ¡por lo que se daba a rotarse muy pegadita a mi pene su montecito de venus!, el cual le sentía ese huesito que nos da placer a los hombres, ¡por varios minutos bailamos esa danza pre-sexual!, hasta que mi mano fue bajando a tocar por encima de su interior su tierna intimidad, ella comenzó a temblar en mis brazos, ya que había alcanzado un breve orgasmito, ¡que sus gemiditos la delataban!, ...
«1234...»